Nueva Orleans es, probablemente uno de los lugares más interesantes y quizá, el menos americano de Estados Unidos. Esta ciudad, situada en el delta del río Misisipi, es el séptimo puerto más importante del país. Su pasado, mezcla de distintas culturas africana, francesa y española, la convierten en una rica combinación de gentes, sabores y, sobre todo, de música.

La Fundación de Nueva Orleans

En 1682 el explorador francés Robert de la Salle exploró el río Mississippi y reclamó Louisiana para Francia. En 1718 Jean-Baptiste Le Moyne, Sieur d’Iberville fundó la gran ciudad de La Nouvelle-Orléans. Fue nombrado en honor al Duque de Orleans. Nueva Orleans fue construida en una posición estratégica para defender la entrada del río Mississippi.

A mediados del siglo XIX fueron enviados como esclavos a mujeres y hombres africanos que en sus escasos ratos libres se reunían para bailar y cantar y a finales del siglo XIX, nace una nueva forma de música llamada jazz comenzó en Nueva Orleans.

Louis Armstrong park

Lugar de reunión que utilizaban los esclavos africanos en sus ratos libres para cantar y bailar a mediados del siglo XIX. Esta mezcla de religión, ritmo y alegría, dio lugar al jazz, el cual continúa presente en la ciudad como parte de la vida cotidiana de sus habitantes y visitantes.

Louis Armstrong park

Jackson Square

La histórica Jackson Square, originalmente conocida en el siglo XVIII como «Place d’Armes», y luego rebautizada en honor al héroe de la Batalla de Nueva Orleans Andrew Jackson, es una atracción atemporal en el corazón del Barrio Francés de Nueva Orleans. Este famoso monumento frente al río Mississippi está rodeado de edificios históricos, como la Catedral de St. Louis, el Presbytere y el Cabildo (museos estatales de Luisiana), sin mencionar los apartamentos Lower y Upper Pontalba, los edificios de apartamentos más antiguos de los Estados Unidos. Los Apartamentos Pontalba ofrecen tiendas, museos, galerías y restaurantes en la planta baja; su segundo y tercer piso aún albergan una selección de prestigiosos apartamentos. Durante más de medio siglo, ha existido una colonia de artistas al aire libre en Jackson Square. Los artistas locales pintan, dibujan, crean retratos, caricaturas y exhiben su trabajo en la verja de hierro de la plaza. ¡Algunos han estado allí durante generaciones!

Jackson Square

Encontrar Jackson Square es realmente bastante simple. Está en el río Mississippi, en Decatur Street, entre el centro comercial Jax Brewery Shopping Mall y el mercado francés, frente a la catedral de St. Louis. Al otro lado de la calle de la plaza, encontrará el mundialmente famoso Café Du Monde. Si se encuentra en las cercanías del Centro de Convenciones, puede simplemente subirse al Riverfront Streetcar y lo dejará en Jackson Square. Si se encuentra en otras partes de la ciudad, diríjase al Barrio Francés. Directamente en frente de la plaza, puede encontrar carruajes que ofrecen paseos por el barrio. En la plaza, encontrará artistas increíbles que pueden crear un hermoso recuerdo y artistas callejeros que lo mantendrán entretenido.

Catedral St Louis

Barrio Francés

El barrio francés (conocido localmente como «el Barrio» o Vieux Carré), que data épocas francesas y españolas y que está delimitado por el río Mississippi, Rampart Street, la calle Canal y Esplanade Avenue. Este barrio contiene muchos hoteles, bares, y discotecas. Atracciones turísticas notables en el barrio como Bourbon Street, Jackson Square, la catedral de St. Louis, el Mercado Francés (incluyendo el Café du Monde, famoso por café au lait y buñuelos) y Preservation Hall. Para recorrer el puerto, se puede viajar en el Natchez, un barco de vapor auténtico con un organillo, que cruza el Mississippi de la longitud de la ciudad dos veces al día. A diferencia de la mayoría de los otros lugares en los Estados Unidos y el mundo, Nueva Orleans ha llegado a ser ampliamente conocido por su elemento de elegante decadencia. Muchos cementerios bellos de la ciudad y sus distintas tumbas que ofrece el exterior suelen ser atractivos en sí mismos, el más antiguo y más famoso, Cementerio de San Luis, que se parece mucho a Père Lachaise en París.

En esta ciudad vivió y está enterrada Marie Laveau, la reina del vudú de Nueva Orleans, que forma parte de la cultura de la ciudad, su mausoleo en el Cementerio de San Luis (en el barrio francés) es visitado por miles de personas cada año. Otro de los lugares emblemáticos de la ciudad es el Museo Histórico del Vudú de Nueva Orleans.

También se encuentra en el barrio francés la antigua Casa de la Moneda de Nueva Orleans, una antigua rama de la casa de la moneda de Estados Unidos, que ahora funciona como museo, y The Historic New Orleans Collection, un museo de arte-vivienda y centro de investigación y artefactos relacionados con la historia de Nueva Orleans y el Sur del Golfo. El Museo Nacional de la Segunda Guerra Mundial, inaugurado en el distrito Warehouse en el año 2000 como el «Museo Nacional D-Day», se dedica a ofrecer información y materiales relacionados con la invasión de Normandía. Cerca de allí, Confederate Memorial Hall, el museo continuamente de funcionamiento más antiguo de Luisiana (aunque en proceso de renovación desde el Katrina), contiene la segunda mayor colección de recuerdos de la Confederación en el mundo. Los museos de arte en la ciudad incluyen el Centro de Arte Contemporáneo, el Museo de Arte de Nueva Orleans (NOMA), ubicado en el parque de la ciudad, y el Museo Ogden de Arte Sureño.

NOLA. NUEVA ORLEANS, LUISIANA

Como la conocen los americanos, ha sido castigada por muchos huracanes a lo largo de su historia. El huracán Katrina devastó esta ciudad en 2005. Está construida un poco por debajo del nivel del mar, con un océano al sur, un gran lago al norte y el gran rio Mississippi que la cruza, vamos, agua por todas partes. Todavía se está recuperando de toda la devastación que dejó.

El Katrina marcó un antes y un después en la vida de la ciudad, por lo que se recomienda no tratar el tema a la ligera ni hacer preguntas indiscretas.

A pesar de las desgracias, la población de Nueva Orleans demuestra su espíritu de superación y ganas de vivir cada año en su mundialmente conocido carnaval Mardi Gras. Cada mes de febrero locales y turistas, venidos de todo el mundo, salen a la calle con sus collares de cuentas de colores y disfraces, convirtiendo la ciudad en un hormiguero de carrozas, música y mucho alcohol.

El hecho de estar construida alrededor del Mississippi la convirtió en un puerto muy importante, sobre todo para la trata de esclavos, que fue prohibida en 1808, aunque continuaron hasta 1830, ya que en Luisiana existía un patrón de esclavitud diferente. El Fénix fue el último barco de esclavos en llegar a Nueva Orleans.

El National WWII Museum, o el Museo de la Segunda Guerra Mundial

Es el museo más importante de la ciudad que, además, fue oficialmente nombrado el museo Nacional de la Segunda Guerra Mundial de EEUU. El museo plasma el punto de vista americano y su contribución a la Segunda Guerra Mundial.

Es enorme, tiene una zona solo de aviones, ”The Boeing Centre”.

Pasear por el CBD, Central Business District, donde se puede admirar la arquitectura de algunos edificios.

Lafayette Square el segundo parque más antiguo de la ciudad, donde solía estar el antiguo ayuntamiento, construido durante el gobierno español.

Lafayette Square

En la calle Magazine con la calle Julia encontré una placa que rezaba que ese era el punto donde empezó el primer desfile del Mardi Gras, celebrado el 24 de Febrero de 1857 con su primera peña Mistick Krewe of Comus. 

Las palabras Mardi Gras significan “martes lardero o graso” en francés. Se celebra el último martes de carnaval antes de empezar el periodo de abstención, la Cuaresma.

La Canal Street

Calle que divide el Barrio Francés del sector americano, hoy el Distrito Financiero, durante la época colonial del siglo XVIII. A esta calle también se la conoce como  “tierra neutral”.  Por ella circula una línea de tranvía de las cinco que transitan por la ciudad.

La línea St Charles, que pasa por la calle de su mismo nombre, es la línea operativa más antigua del mundo, está activa desde 1835.

NUEVA ORLEANS GASTRONÓMICO

Algo de lo que están orgullosos los habitantes de Nueva Orleans es de su gastronomía. Pese a no ser nada extraordinario, quizá merece una mención si se compara con la del resto del país.

Uno de los sitios más conocidos para tomar beignets (buñuelos, en francés) es el Café Du Monde. Lo que en su día debió ser un lugar de culto para tomar café y buñuelos, es hoy un local descuidado con un personal poco agradable, en contraposición a la amabilidad sureña, probablemente harto de turistas. El café es malo y los buñuelos no están mal, aunque son bastante grasientos.

Pero en el barrio francés hay lugares en los que merece la pena comer algunas especialidades criollas como Gumbo, una sopa elaborada con caldo de arroz y otros ingredientes como gambas, ternera, pollo o cangrejo. Jambalaya es un plato cajún, de influencia francesa (y picante) elaborado con arroz acompañado de pollo, langostinos o jamón.

En Nueva Orleans también se comen ostras, no solo crudas, sino gratinadas con queso y espinacas, por ejemplo. Algunos sitios interesantes son Luke, Central Grocery Co. o Acme Oyster House.

El Jazz está presente en cada rincón

Y es fácil encontrar distintas bandas en las esquinas de las calles principales. Sin duda, merece la pena pararse en intersección de Royal con St. Peter, de jueves a domingo a medio día, a escuchar a Doreen Ketchens, que canta y toca el clarinete maravillosamente, junto a su marido y su hija, desde hace casi treinta años. Hace unos años fue invitada a tocar con la Orquesta Filarmónica de Luisiana en la Catedral de San Luis.   Algunos locales interesantes son el Preservation Hall, un antro oscuro con mucho encanto. Otro, un poco más glamuroso es The Jazz Playhouse, dentro del lobby del hotel Sonesta, en la ruidosa Bourbon Street.

Hay muchos sitios donde tomar copas en la ciudad. Un lugar muy original es el bar del Hotel Monteleone en Royal Street, que tiene un antiguo carrusel que gira alrededor de la barra.

Entradas similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *