El significado de su nombre “dorado” aporta una pequeña idea del lujo que exhala esta gran urbe, la más poblada de los Emiratos Árabes.  Su paisaje de rascacielos, las islas artificiales, sus hoteles de siete estrellas y la mezcla árabe y futurista lo han convertido en un destino muy codiciado.

Dubái es una ciudad emirato de los Emiratos Árabes Unidos conocida por su lujoso comercio, la arquitectura ultramoderna y su vida nocturna animada. Burj Khalifa, una torre de 830 m de alto, domina el paisaje lleno de rascacielos. A sus pies se encuentra la Fuente de Dubái, con coreografías de chorros y luces al ritmo de la música. En las islas artificiales justo frente a la costa están Atlantis, la Palma, un centro turístico con agua y parques de animales marinos.

Los orígenes de Dubái se remontan a los comienzos de la era minoica. En la Antigüedad, el emplazamiento donde ahora se encuentra la ciudad era un extenso manglar. Sin embargo, sobre el año 3000 a. C. el manglar se había secado y se había convertido en una zona habitable. Se cree que los ganaderos nómadas de la Edad del Bronce fueron los primeros en asentarse allí. Unos cinco siglos después, sobre el 2500 a. C., habían establecido una próspera plantación de palmeras datileras, que sería la primera explotación agrícola de éxito en la zona. Así pasaron unos dos mil años, entre cultivos y ganado. En el siglo V d. C., la zona que ahora conocemos como Jumeirah, en la actualidad plagada de restaurantes junto al mar, era una estación de caravanas junto a la ruta de comercio que unía Omán con lo lo que ahora es Irak. 

El primer registro escrito de Dubái data del año 1095 en el Libro de Geografía del geógrafo árabe-andalusí Abu Abdullah Al Bakri. Otro de los registros existentes, como el diario del mercader de perlas veneciano Gaspero Balbi, data del 1580, cuando visitó la región por el comercio de perlas que allí prosperaba. Por aquel entonces, la gente de la zona vivía sobre todo de la pesca, la recolección de perlas, la construcción de barcos y la hospedería y la manutención de comerciantes que pasaban por allí para vender oro, especias y tejidos. Hoy en día, todos estos productos se venden en nuestros zocos y son el recuerdo perfecto para llevarse de vuelta a casa y recordar el viaje. El siguiente hito en la historia de los Emiratos Árabes Unidos se produjo en 1793, cuando la tribu Bani Yas se hizo con el poder político en Abu Dabi, y Dubái pasó a ser una dependencia de esta.

El viajero podrá descubrir un lugar exclusivo y lujoso, forjado a la medida de los gustos de los grandes jeques del petróleo.

EL LUJO CONVERTIDO EN ARTE

Dubái está lleno de iconos que merecen ser conocidos in situ, el más popular es el Burj Al Arab, el hotel de siete estrellas más lujoso del mundo, con unas vistas espectaculares a la ciudad, el área costera y el complejo de islitas «The World». Si tienes el capricho de llegar en helicóptero, también puedes contratarlo. Todas sus habitaciones son suites y dúplex, predominando el dorado y caoba.

Burj Al Arab

Burj Al Arab Jumeirah es una de las principales atracciones turísticas de Dubái y uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Este hotel de lujo, donde todas las habitaciones son suites, alberga diversos restaurantes de alta cocina, playas increíbles y la extensa Burj Al Arab Terrace, así como un increíble elenco de huéspedes entre los que se cuentan las grandes élites y famosos del mundo.

Desde su apertura en 1999, este edificio con forma de barco ha ayudado a poner a Dubái en el mapa del turismo de lujo de todo el mundo. Construido en una isla propia, su estructura única alcanza los 321 metros de altura, ofreciendo a sus huéspedes unas impresionantes vistas del golfo Pérsico desde las habitaciones.

Con sus interiores dorados, sus suites majestuosas y algunos de losmejores restaurantes de Dubái, no es ninguna sorpresa que Burj Al Arab suela considerarse uno de los mejores lugares donde alojarse en Dubái, junto con otros hoteles de 5 estrellas. De hecho, a menudo se dice que es un «hotel de 7 estrellas».

Las opciones que se ofrecen a los huéspedes son, sin duda, todo un lujo: un restaurante subacuático, un acuario, una flota de coches Rolls Royce aparcada a la entrada, y el famoso helipuerto por donde han pasado personalidades de la talla de Tiger Woods, Anthony Joshua y Roger Federer.

Para quienes deseen relajarse por completo, la Burj Al Arab Terrace ofrece 10 000 metros cuadrados de espacio al aire libre para tumbarse tranquilamente junto a las piscinas. Las plataformas bañadas por el sol se adentran en el mar hasta 100 metros desde el hotel, lo que ofrece a los huéspedes un remanso de paz sobre el agua.

Jumeirah

Con sus playas, sus boutiques y sus exquisitos restaurantes, Jumeirah ofrece un universo de oportunidades para relajarse y disfrutar en Dubái.

Si visita Jumeirah, se encontrará rodeado de villas recubiertas de buganvilla, cafeterías con mucho encanto y centros comerciales de lo más sofisticados junto al mar. No tardará en darse cuenta de por qué este animado distrito costero es uno de los más prestigiosos de Dubái.

Distribuida en tres áreas (Jumeirah 1, Jumeirah 2 y Jumeirah 3), la zona tiene mucho que ofrecer además de las playas públicas. Siéntese a comer o cenar en una de sus modernas cafeterías, explore las boutiques escondidas en lujosas villas o visite uno de los principales puntos de interés cultural de Dubái: la famosa mezquita de Jumeirah. Construida en 1975, con sus esbeltos minaretes y sus intrincados patrones enyesados, es uno de los iconos culturales de Dubái. 

Jumeirah ha evolucionado mucho en los últimos años gracias a la aparición de proyectos que ofrecen nuevas formas de disfrutar de las aguas del golfo Pérsico. La costa de Dubái ahora incluye Pearl Jumeira, una exclusiva isla residencial donde se encuentra el hotel y club de playa Bvlgari además de Daria Island, una estructura en forma de caballito de mar que alberga residencias, un complejo hotelero de 5 estrellas y un puerto deportivo. 

De compras por los Zocos

Esta urbe ofrece multitud de lugares para ser descubiertos. El Zoco de Oro, con más de trescientas joyerías, es un paraíso áureo, donde también lucen las perlas, gemas, zafiros y esmeraldas. Habrá que coger un barco de madera, el típico Dow, para atravesar el brazo de mar y acceder a la parte antigua, concretamente en la vía Sikkat Al Jail, donde se encuentran los zocos. Dubai es especialmente barato en oro y joyas debido a sus impuestos que son de los más bajos del mundo. Y si eres hábil en el regateo, aquí tendrás opción de demostrarlo. En el mes de enero hay un festival de compras, donde se hacen ofertas y descuentos especiales, con lo que podrás conseguir productos de lujo a precios estupendos.

Y si nos adentramos en el Zoco de las Especias, deleitaremos nuestro olfato con la canela en rama, los dátiles, el incienso, el azafrán, etc…

El mercado Ripe Market

Déjese cautivar por un mercado al aire libre donde encontrará productos locales y artesanía.

Déjese llevar por los coloridos alimentos frescos, los objetos de artesanía y los espectáculos en directo de Ripe Market. Este mercado semanal se celebra los viernes y los sábados en diversos puntos de Dubái durante los meses de invierno, aunque su marco más emblemático es el Police Academy Park. El resto de la semana, aunque no hay tanta afluencia, encontrará igualmente algunos puestos fijos.

Con multitud de opciones gastronómicas y productos frescos, el Ripe Market es una de las paradas habituales tanto de locales como de los visitantes cuando salen a comprar. El mercado estimula los negocios locales, proporcionando una plataforma de venta para la Granja Ecológica de Ripe y otras similares, donde los agricultores venden frutas y hortalizas orgánicas de producción local. En otros puestos encontrará una variedad de mercancías y prendas de ropa, objetos de artesanía de madera, juguetes únicos y otros artículos perfectos para regalar a alguien como recuerdo de su viaje.

El mercado esconde algo para todos los gustos: talleres, música en directo, clases de deporte, actividades de formación, equitación y un zoo infantil donde los peques pueden acercarse a los animales y tocarlos. Durante el verano, el mercado se traslada a un recinto cerrado en Times Square Centre, pero, por supuesto, ¡esto no significa que pierda su encanto y su ambiente!.

Zoco Al Fahidi

Disfrute de las increíbles ofertas y gangas en artículos locales.

En el Zoco Al Fahidi destila el encanto de la antigua Dubái. Aquí los visitantes podrán mezclarse entre los residentes mientras realizan sus compras, e incluso podrán encontrar gangas imposibles de conseguir en otras zonas de la ciudad  y con mucha menos gente.

En el zoco encontrará tiendas de confección con ropa tanto de diseñadores locales como de marcas conocidas, además de juguetes, regalos, antigüedades y aparatos electrónicos. También hay tiendas habituales con perfumes, cosméticos, zapatos, bolsos y otros accesorios.

La oferta gastronómica de la zona de restauración incluye varios restaurantes y cafeterías donde podrá recargar energías, o si lo prefiere, también puede comprar algún tentempié en el hipermercado local. El zoco cuenta con dos plantas de artículos de alta calidad y un parque infantil que mantendrá a sus hijos ocupados y entretenidos.

Zoco de Madinat Jumeirah

Si desea conocer una versión moderna de los tradicionales zocos, este popular mercado árabe es la opción ideal. Este zoco, que forma parte del impresionante complejo Madinat Jumeirah, cuenta con un sinfín de callejones por los que pasear. Disfrute de los perfumados aromas, los faroles luminosos, las olorosas especias y los recuerdos artesanales; seguro que encuentra los artículos perfectos para llevarse a casa.

El zoco de Madinat Jumeirah se mantiene fiel a su legado árabe a la vez que incorpora aspectos de la tecnología moderna. Consta de más de 75 tiendas, galerías y locales de restauración, además de unas maravillosas vistas fluviales. Al caer la noche, el zoco cobra vida y se convierte en un bullicioso escenario con fascinantes actuaciones musicales.

Entradas similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *