¿Dónde ir de vacaciones en Septiembre y Octubre?

Es el final de las vacaciones de verano, pero todavía es posible viajar en esta época del año. Europa sigue disfrutando del suave calor estival, del clima cálido de la cuenca mediterránea, y la mayoría de los países del hemisferio sur salen lentamente del invierno austral … En definitiva, las condiciones climáticas son ideales en muchas regiones, y se puede disfrutar de un precio ventajoso por las vacaciones, ya que se trata de una época de temporada baja.

¿Dònde ir en Septiembre, para disfrutar del sol y descansar en la playa?

¿A dónde ir en septiembre para disfrutar del sol? El verano se prolonga hasta mediados de septiembre en muchos destinos europeos. Aún no es tarde para broncearse al sol en Grecia, Creta, Chipre y Malta. Croacia también tiene espléndidas localidades costeras donde la estancia no se limita a los placeres del mar, sino que también permite varias visitas turísticas. Algunas de las mejores playas del país las podrá encontrar en sus islas, como Korcula y Brac. ¿O por qué no relajarse en la Costa del Sol en Andalucía? Desde Málaga hasta Marbella, tiene a su disposición varias playas idílicas, entre ellas las de Nikki Beach y Calahonda. Las costas italianas son también un lugar muy valorado por los amantes del ocio y la playa. Entre acantilados, playas de arena y playas de guijarros, el entorno es impresionante. Algunas de las playas más bellas de Italia son la playa Cala Goloritze en Cerdeña, la playa Lu Impostu en la Costa Esmeralda y la playa Cala Rossa en Sicilia.

En las Islas Baleares, la evasión es completa. Desde Mallorca hasta Menorca, pasando por Ibiza y Formentera, el archipiélago cuenta con cerca de 300 playas, entre ellas algunas calas vírgenes, donde la relajación y la tranquilidad son los elementos clave. Otro rincón del paraíso es el archipiélago de las Islas Canarias, que tiene joyas que vale la pena ver, como la Playa de Las Canteras en la isla de Gran Canaria, rodeada por un largo sendero que no debe perderse si quiere admirar la puesta de sol en todo su esplendor. El clima también es ideal para ir a Faro y la región del Algarve en el sur de Portugal. Ahí tiene una cita con el sol, playas de arena y la práctica del gof. Otros países de Europa ofrecen excelentes condiciones climáticas en septiembre para una estancia costera, como por ejemplo, Rumania y Albania.

¿Quiere ir más lejos para disfrutar de una última dosis de sol? Zarpe hacia Israel donde las playas a veces son relajantes, a veces bulliciosas y animadas. Además, los kilómetros de playas en Tel Aviv están a llenos de restaurantes y cafés donde elegir. En Turquía, el clima es ideal para ir de crucero por la costa del mar Egeo, en Esmirna y sus alrededores, o para relajarse en la Costa Turquesa, por ejemplo en Antalya.

Visitas y cultura en septiembre : ¿A dónde ir?

El hemisferio norte se prepara para dar la bienvenida al otoño. Las temperaturas van disminuyendo gradualmente en Europa y las condiciones climáticas son más favorables para las visitas turísticas al interior. Durante esta temporada, Grecia es especialmente atractiva: explore las maravillas de Atenas, los restos del palacio de Knossos en Creta o admire los museos e iglesias de Tesalónica. En el extremo occidental de Europa, Portugal se presta una agradable exploración gracias a un sol omnipresente y temperaturas cálidas en todo el país. Si planea ir en fin de semana, opte por Lisboa u Oporto.

Con sus ciudades barrocas y sus pueblos marineros, Hungría es sin duda uno de los destinos europeos más bellos para visitar en septiembre. Pasee por las calles de Budapest, descubra la Iglesia de Matías, el Museo de Historia y el distrito de la Ópera. Si va a permanecer unos días en el país, también puede visitar el lago Balaton y admirar la arquitectura barroca de la antigua ciudad de Queens y el Castillo Festetics. Por otra parte, en Dinamarca apenas si hay turistas, lo que favorece unos precios más bajos. Se cumplen, pues, todas las condiciones para una estancia cultural inolvidable en Copenhague. Otra capital interesante, Praga sigue siendo el mejor destino para un primer viaje a la República Checa. Su casco antiguo, el barrio Art Nouveau y la ciudad judía son lugares ineludibles. Si prefiere el encanto de Suiza, quedará fascinado por el patrimonio histórico y arquitectónico de Berna, Ginebra o Zurich.

En un cruce de caminos entre el Oriente y el Occidente, Serbia es otro bello destino parada para unas vacaciones culturales en septiembre. La capital, Belgrado, es un verdadero escaparate del rico patrimonio de Serbia, con su bullicioso casco antiguo, sus edificios barrocos y el suburbio de Zemun. Eslovenia también tiene tesoros insospechados; baste con mencionar su capital, Ljubliana, que es un verdadero crisol cultural debido a su posición geográfica.

En Francia, el clima es favorable en prácticamente todas partes, lo que permite una cómoda elección entre una escapada cultural por el mar o en el interior. Los que busquen un cambio de ambiente sin tener que cruzar fronteras, pueden visitar Niza o el Marais Poitevin. También puede seguir la Ruta del Foie Gras en el Périgord, el Camino de la Trufa en el Var, etc.

Vacaciones en la naturaleza y el senderismo en septiembre

En septiembre, ¿dónde ir a practicar senderismo? Es el momento para disfrutar de viajes económicos que nos permitirán escapar a un destino lejano como Bali, que goza de buen tiempo en esta época. Descubra la isla haciendo una excursión por los alrededores de Sidemen y Munduk. Los amantes del senderismo también pueden satisfacer su sed de aventuras en el Tíbet, entre lagos y montañas majestuosos. Siguiendo con esta búsqueda de un cambio de ambiente, Madagascar es un paraíso del ecoturismo, con sus numerosos parques nacionales accesibles a los caminantes de todos los niveles, y el impresionante paisaje de la Gran Sur. La Isla de la Reunión, a la otra orilla del mar, colmará las expectativas de todos los amantes de la naturaleza y del senderismo, gracias a su accidentado relieve y a sus y cientos de kilómetros de senderos señalizados. No obstante, no se recomienda partir solo a la aventura.

.Los que prefieren los desafíos y el grandioso paisaje de los desiertos, los podrán encontrar en el norte de África, donde muchos países brindan la posibiidad de hacer excursiones inolvidables, como Túnez, Egipto y Argelia. Algunos destinos de primera categoría para hacer un safari 4×4 son Kenia y Tanzania, también dan opción a largos paseos si quiere conocer a los Masái o explorar el Kilimanjaro. En Mauricio,el senderismo es mucho más relajante y es particularmente recomendable para familias debido al terreno relativamente llano del país. Ahí encontrará circuitos para todos los niveles, como por ejemplo los senderos balizados del parque natural del río Negro.

Más cerca, España goza de un clima suave que permite largas caminatas lejos de las multitudes, por ejemplo, por el desierto de las Bárdenas Reales. Cómo no, también tiene a su disposición el famoso Camino de Santiago de Compostela, o la costa mediterránea de Andalucía. Madeira es un verdadero paraíso verde y uno de los destinos turísticos más interesantes de Portugal. Apodada la isla de las flores, ofrece paisajes exuberantes, entre senderos costeros. En Francia, todavía no es tarde para para aprovechar las agradables temperaturas para hacer excursiones organizadas, bordear el Mont Blanc o explorar Córcega entre el mar y la montaña..

¿Dónde pasar unas vacaciones deportivas en el mes de septiembre ?

¿Anhela unas vacaciones deportivas en septiembre, pero no sabe a dónde ir? Si desea combinar los placeres de la playa con las delicias de los deportes terrestres, seguro que encontrará lo que busca en Eslovenia, donde podrá practicar senderismo y escalada en el Parque Nacional de Triglav y disfrutar de los deportes acuáticos en la costa adriática. En Croacia, los 50 puertos deportivos del país ofrecen muchas oportunidades para los amantes del turismo acuático. Además, hay lugares geniales para bucear y para escalar, como el Parque Paklenica. En Turquía, el clima sigue siendo ideal para navegar por el Mar Egeo, hacer senderismo o montar a caballo en Capadocia, o bien practicar kayak marino en la costa. Montenegro no es el primer destino europeo que viene a lla mente, pero encantará a los aventureros; este país ofrece muchas actividades enfocadas al mar o a la montaña: windsurf, pesca, paracaidismo, espeleología, senderismo en los parques, escalada, barranquismo…. ¡hay para todos los gustos!

En Francia, es hora de que muchos vuelvan al trabajo, pero otros aprovecharán la temporada baja para disfrutar de unas vacaciones activas. ¿Adónde ir en septiembre en Francia? En esta época del año, varios centros de vacaciones siguen abiertos y ofrecen una amplia gama de actividades deportivas para jóvenes y mayores: bicicleta de montaña, tiro con arco, piragüismo, equitación, etc. Pero los que realmente aman la aventura, pueden surfear en Biarritz, hacer submarinismo en el Mediterráneo, bucear en el cañón de Ardèche, haer arborismo en Bretaña…. Aquellos que quieran alejarse miles de kilómetros, Indonesia, Australia y las Bermudas son destinos ideales para el turismo activo.

¿A dónde ir en familia en Septiembre?

En septiembre, los niños vuelven a la escuela. Pero esto no les impide disfrutar de un fin de semana con su familia sin tener que salir de Francia, sobre todo porque el clima es favorable en todas partes. Además de Disneylandia, el Parque de Astérix y Futuroscope, podrá descubrir los acuarios más bellos de Francia, como la Cité de la Mer de Cherbourg, la Océanopolis de Brest o el Museo Oceanográfico de Mónaco.

Si está planeando una estancia más larga , la cuenca mediterránea es ideal debbido a su agradable clima. Déjese tentar por Túnez, donde muchos hoteles y clubes acogen a las familias en célebres balnearios como Hammamet y Djerba. Las Baleares son igual de interesantes, especialmente Mallorca, que ofrece excursiones fáciles, una iniciación a la bicicleta de montaña para niños y hermosos lugares para bañarse, por no hablar de los paseos en barco y los parques acuáticos. Creta también es ideal para un viaje con niños. Las playas son limpias y seguras, hay muchas rutas de senderismo y de equitación a disposición de las familias, y además la isla cuenta con varios centros de ocio y parques que deleitan a los pequeños veraneantes: el parque acuático de Water City, el Cretaquarium, que tiene tiburones, y el acuario Aqua World.

¿O prefiere el encanto de Italia? En este caso, diríjase a Cerdeña para disfrutar del sol y el mar, haga que los niños aprendan a hacer snorkel y vaya a observar ballenas en la Costa Esmeralda. Otras posibilidades que considerarlas tiene en Roma, con increíbles monumentos históricos, la Toscana y su espléndida naturaleza, así como en Sicilia, donde se encuentra el parque de atracciones de Etnaland.

Vacaciones en octubre: ¿a dónde ir según sus preferencias?

¿Dónde se puede ir en octubre para pasar un fin de semana o una larga estancia? En octubre empieza el otoño, pero aún es posible disfrutar días cálidos y radiantes en el Mediterráneo, tomar el sol en el Océano Índico, aventurarse en África, descubrir Norteamérica o descubrir Australia. No obstante, algunos destinos son menos recomendables, puesto que durante esta época presentan un clima adverso; por ejemplo: Kimusu en Kenia, Hawai, Patagonia en Argentina y La Paz en Bolivia.

¿Dónde ir en Octubre para disfrutar del sol y descansar en la playa?

El suave y cálido clima mediterráneo continúa hasta octubre en Chipre, donde las condiciones son ideales para disfrutar de las hermosas playas de la costa este, como la playa de Pernera o la bahía de Fig Tree. Grecia sigue siendo igual de idílica, sobre todo porque sus pequeños rincones paradisíacos no son tomados al asalto por los turistas en esta época del año. Puede ir s Creta, a la isla de Corfú, o a la de Hydra, en Mykonos o en Rodas. Más cerca, España ofrece una parada relajante para aquellos que quieren disfrutar de sus playas de ensueño lejos de las multitudes. La playa de Rosas en la Costa Brava, las playas de Alicante y la playa de Zahara en Andalucía son lugares idílicos donde podrá relajarse en completa paz y tranquilidad.

Las Islas Baleares, también repletas de rincones paradisíacos, disfrutan de un clima ideal en octubre. La playa de Ses Illetes de Formentera destaca por la blancura de su arena mezclada con coral rosado y aguas color turquesa. Más lejos, las Islas Canarias siguen ofreciendo temperaturas agradables, además de un sol casi permanente. Ya sea en Lanzarote, Tenerife, Fuerteventura o en cualquier otro lugar, este archipiélago con su encanto excepcional promete una estancia inolvidable.

En Portugal e Italia, el otoño todavía parece muy lejano y la temporada baja turística ofrece la oportunidad de disfrutar tranquilamente en las playas. Y si prefiere visitar Francia, opte por Córcega, donde el paisaje recuerda a los trópicos, elija las mejores playas de la isla, como Palombaggia, Ostriconi y Saleccia. Para los que prefieren viajar lejos, Egipto, Israel, Jordania, Australia, Nueva Caledonia y la Polinesia Francesa son destinos de gran interés.

Visitas y cultura en octubre: ¿a dónde ir?

El inicio del otoño es uno de los mejores momentos para descubrir las mil y una maravillas de Europa, explorar ciudades históricas y visitar museos. Y si no todavía no sabe a dónde ir en octubre, ¿por qué no escoger Albania? Desde Korçë hasta Tirana, el clima es favorable en todo el país. Además de sus hermosas playas, Chipre también alberga otros tesoros, como su museo arqueológico y el museo de arte bizantino de Nicosia. Dubrovnik, la perla de Croacia, también se caracteriza por un clima especialmente agradable y su casco antiguo, cien por cien peatonal, merece una visita pausada. Por otra parte, en España, las posibilidades son innumerables: se puede visitar Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, Valencia, etc.

Con un clima ideal en casi todo el territorio, tanto en el continente como en las islas, Grecia es uno de los mejores destinos para un viaje cultural en octubre. Es una gran ocasión para descubrir la Acrópolis de Atenas, explorar el Palacio de Knossos en Creta, conocer el Museo Arqueológico de Tesalónica….Igualmente interesante, para un fin de semana relajante y repleto de aventuras, e Lisboa, la capital de Portugal, al igual que Oporto, la ciudad famosa por sus vinos. Los que prefieren el encanto italiano y la dolce vita optarán por el sur del país, desde Nápoles hasta Sicilia.

Las condiciones climáticas on igualmente ideales para viajar a Oriente Medio. Hay donde elegir Egipto, Israel y Palestina, Irán, Arabia Saudí… ¿O por qué no Turquía? Este país cuenta con un patrimonio excepcional, con monumentos como el Palacio de Topkapi, la Iglesia de Santa Sofía y el Castillo de Algodón de Pamukkale. De nuevo, el clima es más favorable en Asia, lo que ofrece la oportunidad de visitar el Taj Mahal en la India, o bien de viajar a Katmandú, en Nepal, o incluso de ir a meditar a Bali. Al otro lado del mundo, Australia satisfará su deseo de escapar con sus magníficos y a menudo desiertos paisajes, y sus ciudades con múltiples atracciones como Sydney y Melbourne. Pero si prefiere quedarse en Francia, puede seguir las rutas del vino de Burdeos, recargar las pilas en Belle-Ile-en-Mer, descubrir el patrimonio histórico de Châteauroux o instalarse en los Midi-Pyrénées…

Vacaciones en la naturaleza y senderismo en octubre

Aventura, sensaciones, emociones, descubrimientos, maravillas… esto es lo que cabe pedirles a unas vacaciones en plena naturaleza. En este aspecto, el continente africano tiene mucho que ofrecer, empezando por Sudáfrica, donde el clima es muy favorable en todo el país, desde Durban hasta Puerto Elizabeth. Hay otros países que le proyectarán a un mundo totalmente distinto, lugares donde el hombre ha aprendido a vivir en armonía con la naturaleza que lo rodea, como Mozambique, Namibia y Tanzania. Frente a las costas de Senegal, Cabo Verde hay otro paraíso para los excursionistas, con sus mesetas, sus paisajes escarpados y un rico patrimonio. Al otro lado del Océano Índico destacan enclaves como Madagascar, Mauricio y la Isla de la Reunión. Bosques exuberantes, trekking de montaña, senderismo en parques nacionales… cada esfuerzo será bien recompensado.

Más cerca de Europa, Marruecos ofrece un clima idóneo para practicar el senderismo en los parques nacionales del Toubkal, Ouirgane, Chefchaouen o Tafraout. Lo mismo ocurre en Túnez, un auténtico edén para el senderismo, la equitación y los paseos en camello. Al otro lado del Océano Atlántico, México deleitará a los excursionistas más expertos, acostumbrados a los relieves escarpados y a las rutas bastante difíciles, pero con la ventaja añadida dedisfrutar de impresionantes paisajes únicos en el mundo. Más al sur, Argentina fascina por la generosidad de su naturaleza, las famosas Cataratas del Iguazú y el Parque Nacional Calilegua, ideal para el trekking. No obstante, es preferible evitar la Patagonia y Ushuaia donde el clima es muy adverso.

¿Y qué destino elegir en octubre en Europa para disfrutar del contacto con la naturaleza? El continente ofrece un sinfín de oportunidades en esta época del año, ya que las temperaturas son templadas y el sol sigue brillando. Puede ir a Rumanía a hacer senderismo en los Cárpatos, seguir la Vía Algarviana en el sur de Portugal, recorrer la costa de granito rosa en Bretaña o hacer la travesía de las gargantas de Samaria en Creta.

¿Dónde pasar unas vacaciones deportivas en el mes de octubre?

Para algunos, las vacaciones son una oportunidad para practicar su deporte favorito y divertirse para después poder volver al trabajo en plena forma. Desde este punto de vista, octubre puede satisfacer todos los gustos. Si quiere disfrutar del sol y la playa, y observar la vida submarina, puede ir a Albania, Egipto, Túnez, Israel, Jordania o Australia. Chipre, una de las grandes estrellas de este mes debido a su agradable clima, es otro destino ineludible para unas vacaciones activas y fructíferas, tanto con la familia como con los amigos. Bicicleta de montaña, golf, submarinismo, deportes acuáticos, senderismo…. la lista de posibles actividades es larga. También puede sentirse tentado por Turquía, donde la naturaleza y la aventura se aúnan, tanto en los parques nacionales, como en la costa o en Capadocia. Kayak de mar, equitación, senderismo, barranquismo, parapente…. ¡todo está permitido!

¿Le atrae más Asia para sus vacaciones activas en octubre? Vaya a Bali, la única región de Indonesia que goza de un clima favorable en esta época del año Allí se puede bucear, hacer surf, rafting y senderismo. Bahamas, también ofrece muchas opciones, desde la pesca hasta el golf y los deportes acuáticos. Cuba, Australia, Estados Unidos, México y Perú son otras alternativas para quienes desean viajar lejos.

¿A dónde ir con su familia en octubre?

Está empezando a refrescar en Disneylandia París y en el Parque Astérix. Por lo tanto, es preferible dirigirse hacia el sur para aprovechar los últimos coletazos veraniegos de sol y de calor: Niza, Aviñón, Marsella…. El clima también es favorable para un viaje en familia a Marruecos, país que está a sólo tres horas de vuelo de Francia. ¡Diríjase a Marrakech, Essaouira o Casablanca que le reservan agradables sorpresas! Todavía en el Magreb, Túnez es ideal para unos días de escapada con los niños, sobre todo porque los hoteles ofrecen muchas ventajas en temporada baja. Egipto también seducirá a jóvenes y mayores por igual, y ofrece una excelente manera de repasar la historia, por ejemplo, a lomos de camellos. Descubra las s pirámides, visite los museos arqueológicos, haga un crucero por el Nilo, etc. En Jordania, los pequeños aventureros se dejarán seducir por la riqueza del patrimonio y la belleza de los paisajes; basta con mencionar Petra, las ruinas de Jerash y el Mar Muerto.

¡Un viaje en familia a Turquía es simplemente inolvidable! Los turcos no sólo respetan su tradición de hospitalidad, sino que su país también destaca por su gastronomía. La entrada en algunos sitios y monumentos es gratuita hasta los 12 años. Australia no se queda atrás en cuanto a interés y nutre la imaginación de los más pequeños con sus canguros, enclaves de surf, amplios espacios abiertos e innumerables lugares para explorar con toda la familia, como el Parque Crocodylus en Darwin y el Zoológico de Taronga en Sydney. En el Caribe, la atención se centrará en el paradisíaco escenario de los complejos costeros de la República Dominicana o en el marco de ensueño de las Bahamas. Y para los que se resisten a ir demasiado lejos, los numerosos archipiélagos europeos ofrecen un excelente compromiso entre la relajación y las vacaciones con los niños. Puede elegir entre las Islas Canarias, las Baleares, las Azores o las Islas Griegas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.