Ciudad del Cabo

Zona que recibe el mayor volumen de turistas, no sólo por el aeropuerto internacional de Ciudad del Cabo, sino también por los atractivos de la región. Ciudad del Cabo es uno de los enclaves más interesantes del continente africano y en sus alrededores destacan especialmente las Winelands, zonas de viñedos donde se cultivan excelentes caldos, y la costa, con magníficas playas y abruptos acantilados que ofrecen lugares como el Cabo de Buena Esperanza. La más visitada, y probablemente la más hermosa, aparece protegida por la Montaña de la Mesa (Table Mountain), con el espíritu dividido entre Europa y África. Es la tercera ciudad del país y ostenta el título de capitalidad administrativo. Parece diferente al resto de Sudáfrica, por su estilo cosmopolita y su ambiente relajado. En ella se suceden distintas estampas perfectamente enlazadas como en un gran mosaico: los barcos del puerto, los rascacielos y casas victorianas del centro, los barrios residenciales, etc.

Durban

Activa ciudad en la que parece que pueden encontrarse todas las etnias del mundo, diversidad que se muestra en su perfil urbano en el que conviven los altos edificios de cristal con construcciones tradicionales. Destaca su comunidad hindú, la segunda en importancia, que ha introducido en esta amalgama de estilos sus mezquitas y templos llenos de color que contrastan con los solemnes edificios victorianos dejados por los británicos. Se encuentran dos focos de interés: el centro de la ciudad, donde dominan los altos edificios, y el paseo marítimo y la playa, zona que se denomina Marine Parade y que es el centro de ocio veraniego y nocturno.

Johannesburgo

Ciudad de grandes dimensiones, es la capital económica y financiera del país. Grandes rascacielos y actividad frenética, durante el día, contrastan con los grandes grupos de gente sin trabajo llegada de los poblados de alrededor, situación que ha propiciado el desarrollo de la delilncuencia y de las zonas residenciales con grandes medidas de seguridad. Alberga barrios como el histórico Soweto, ciudad «dormitorio» del sudoeste, donde historia, política y marginalidad se mezclan en un explosivo cóctel. Aún así, Johannesburgo merece una visita para descubiri sus lugares más interesantes.

El Parque Nacional Kruger

Sin duda alguna, es la Reserva Natural más importante del Continente Negro con más de 20.000 km. cuadrados entre el Río Crocodile al Sur y el Limpopo al Norte. Se puede acceder a su interior por varias entradas, pernoctar en alguno de sus lodges-bungalow-áreas de descanso. Es muy importante tener en cuenta que los vehículos particulares. No pueden circular fuera de las carreteras o sendas específicas. El límite de la velocidad es respectivamente de 50 y 40 Km/h. En sus diferentes ecosistemas (bosque bajo, sabana, praderas y bosques de matorral) encontramos mas de 140 especies de mamíferos entre llos que destacan los denominados Cinco Grandes (León, Elefante, Leopardo, Búfalo, Rinoceronte). Además, son también facilmente visibles, guepardos, cebras, ñúes, jirafas, hipopótamos y cocodrilos. Las principales áreas del parque se pueden seleccionar así: – Skukuza: el auténtico «Cuartel General», con gasolineras, atracciones turísticas, aeropuerto, tiendas de alquiler de coches, supermercados, etc. Ofrece todo lo necesario para movilizarse dentro del Paque. – Lower Sabie: una zona especialmente rica en fauna y flora con magníficos paisajes. – Ber en Dal: moderno área de espléndidos entornos con un espacio amplio para alojamientos privados. – Satara: un precioso área rico en aves y con espectaculares atardeceres. – Olifants: junto a un precipicio, ofrece vistas espectaculares sobre valles y ríos. – Leteba: junto al río de su nombre con impresionantes miradores y posibilidades de acceder a las exposiciones de Gold Fields Centre Elephant Museum. – Mopani: área de lujo diseñada de forma «camuflada» para observar a los animales en su propio ambiente. – Shingwedzi: área de descanso ideal para la observación de aves y elefantes. Punda María: El área más septentrional con gran cantidad de fauna.

Pretoria

Ciudad crecida a partir de una pequeña comunidad agrícola boer, ha sido, durante mucho tiempo, bastión afrikaneer, aunque actualmente, con los cambios políticos, Petroria se ha abierto a todos y se ha convertido en una localidad tranquila y agradable, repleta de jacarandas. Es la capital administrativa y sede del gobierno. En ella destaca: – Church Square, animada plaza que se construyó en torno a la Iglesia Reformada Holandesa y que es punto de encuentro de los pretorianos. En el centro se alza la estatua de Paul Kruger y en sus lados pueden verse edificios como el antiguo Parlamento, la Oficina de Correos, el Museo de Sellos y el Palacio de Justicia. – Union Buildings, los edificios de Gobierno, que ocupan un lugar importante en la historia de Sudáfrica, sobre todo a partir de la caída del apartheid y la llegada de Nelson Mandela a sus oficinas. Su altura ofrece bellas vistas de la ciudad. – La casa museo de Paul Kruger, que ofrece un recorrido por la historia de la república boer del Transvaal y por la personalidad de su presidente, Paul Kruger. – La Melrose House, casa victoriana que muestra un bello invernadero. – El Museo Transvaal, dedicado a las ciencias naturales, muestra interesantes fósiles y maquetas. – El Monumento al Voortrekker, dedicado a la expedición que realizaron los holandeses atravesando el país, es una enorme construcción geométrica de granito. – El Templo Mirammen, dedicado a esta dios hindú. – El Museo Anton van Wouw, donde se pueden ver las obras de este escultor sudafricano.

Port Elizabeth

La ciudad amistosa, es la ciudad donde los primeros colonizadores entraron en Sudáfrica en 1820 y alardea de ser la ciudad más soleada de la costa del país. El Complejo de Museos (Museum Complex) tiene un gran acuario con espectáculo de delfines, un parque de víboras, invernadero y un museo con la historia cultural y natural del lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X