Cuando viajas por primera vez a un país, tu itinerario suele basarse en visitar los lugares más relevantes y que, con mucha probabilidad, están masificados turísticamente. Pues bien, durante tus días en Botswana no queremos que sólo conozcas esa cara del país, sino que te animamos a disfrutar de los maravillosos lugares, de su verdadera esencia y de las experiencias que este rincón de África puede regalarte… Así que nos hemos puesto en contacto con Mopane Game Safaris, una agencia de españoles en Maun (la capital de Botswana), para elaborar con su ayuda un listado con las 5 alternativas para disfrutar de tu aventura por Botswana.

1. Visitar los baobabs de Baines. En el sur del Parque Nacional de Nxai Pan, a unos 30 km de la entrada, están los famosos Baobabs de Baines. Estos siete enormes, nudosos y retorcidos baobabs fueron inmortalizados en las pinturas del artista y aventurero del siglo XIX, Thomas Baines, en 1862. Además, si se compara su aspecto actual con las pinturas, podemos observar, que en casi 150 años sólo se ha roto una rama.

2. Observar grandes concentraciones de herbívoros en Nxai Pan. El Parque Nacional de Nxai Pan cubre un área de aproximadamente 2.570 kilómetros cuadrados y forma parte del gran complejo del Makgadikgadi. En su interior podrás visitar varias salinas que fueron antiguos lagos salados hace cientos de años, conocidos como pans, y cuya superficie de color blanco le da un aspecto de tierra lunar. Si tu visita a Nxai Pan National Park coincide con un año de lluvias abundantes, entre los meses de diciembre a abril, tendrás la oportunidad de ver grandes manadas de herbívoros, principalmente antílopes y jirafas. Observar a los animales cómo deambulan por este paisaje surrealista es lo que le hace tan especial…

3. Vuelo en avioneta sobre el delta del Okavango. La belleza del Delta, compuesto por praderas inundables estacionalmente y canales permanentes, sólo es posible contemplarla en todo su esplendor desde el aire. Además, es uno de los pocos deltas interiores que no desembocan en el mar. Y algo excepcional es que las crecidas anuales coinciden con la estación seca. Con estas características, contemplar a vista de pájaro este fenómeno de la naturaleza y la fauna que alberga es algo imprescindible.

4. Safari en barco por el río Chobe. El Parque Nacional Chobe es famoso por tener una de las concentraciones más altas de elefantes y búfalos, además de acoger una de las faunas más variadas de toda África. La ribera del río Chobe es la más visitada para hacer safari en coche, gracias a su proximidad a la ciudad de Kasane y es accesible con un vehículo convencional. Pero si hay algo que es del todo recomendable es que disfrutes de una excursión en barco por el río. Durante el paseo, podrás avistar hipopótamos, cocodrilos y una gran variedad de aves acuáticas. La abundante fauna de la zona sólo se ve eclipsada con las espectaculares puestas de sol, cuyos rayos se reflejan en el agua.

5. Mezclarse con los bosquimanos. Los primeros habitantes de Botswana son probablemente los antepasados de los bosquimanos, cazadores y recolectores, que habitan las estepas semiáridas. Los bosquimanos son el pueblo vivo más antiguo de la tierra y tienen un dialecto difícil de aprender, a base de chasquidos que hacen con la lengua, conocido como “click lenguage” en inglés. Sin duda, pasar una tarde con ellos mientras te explican cómo recolectan semillas y frutos y las técnicas que utilizan para cazar o para encontrar agua. Sin duda, es la mejor forma de contemplar el modo de vida de nuestros ancestros.

Similar Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *